Bego Intxaustegi

HABLO CON GOYA

Me encuentro frente a un lienzo
en el que un rostro de hombre
emerge desde un negro modulado.
Me mira descubriendo un alma enérgica
debajo de esas pinceladas
llenándome de emoción y devolviéndome
deseos prolongados.
Me interroga al tiempo
sobre la vida, incertidumbres y pecados.
¿Cómo se pinta un rostro Gran Maestro ?
Oí que aprendiste tu búsqueda del Greco,
que creó polémicos ángeles,
de excesiva longitud en sus alas.
Oí también que huiste de herencias
y culturas agotadas
dinamitando la belleza neoclásica
sin dejarte corromper
para no matar tu propia búsqueda y alma.
Insobornable, te admiro.
¿Cómo fue ?
Tuviste que mirarte en un espejo
¿ Y después ?
Llegaste a pensar
¿ Soy yo o es otro ?
No sé por donde empezar Maestro.
¿ Cómo quieres que pose ?
Vestida, desnuda
o simplemente desnudándome con el sentimiento
y la mirada.
Quiero plasmar mi rostro y detenerlo,
llenarlo de preguntas
y que al mirarlo me hable de tú a tú, callado.
Me toco la piel
me acaricio el rostro con las manos
necesito saber
¿ Cómo se pinta, el calor, las dudas, el dolor y la voz de un ser humano ?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *